• Home »
  • Cine »
  • Se estrena El Renacido en México este jueves 21 de enero

Se estrena El Renacido en México este jueves 21 de enero

Se estrena El Renacido en México este jueves 21 de enero

Se estrena El Renacido en México este jueves 21 de enero

Multipremiada y nominada a 12 premios Oscar

México DF 18 de enero.- Se estrena The Revenant: El Renacido dirigida por Alejandro Gonzalez Iñarritu y protagonizada por Leonardo DiCaprio y Tom Hardy. Llega con 1,500 pantallas subtituladas y dobladas en formatos IMAX y 2D a nivel nacional.

Este jueves 21 de enero llega a México la nueva película de Alejandro Gonzalez Iñarritú quien regresa tras haber obtenido tres premios Oscar en 2014 con “Birdman”.

Antes de su estreno ya ha sido premiada y es actualmente la cinta con mayor nominaciones al Oscar 2016, acapara las categorías más importantes: mejor película, mejor director, mejor actor principal, mejor actor de reparto, mejor fotografía (a cargo del mexicano Emmanuel “El Chivo”) Lubezki, y mejor edición, entre otras.

Inspirada en hechos reales, REVENANT: EL RENACIDO es una historia épica de supervivencia y transformación que se desarrolla en el antiguo oeste americano. Durante una expedición por la naturaleza virgen, el legendario explorador Hugh Glass (Leonardo DiCaprio) es atacado de manera brutal por un oso, y después abandonado por los miembros de su propio equipo de caza. Solo y moribundo, Glass se rehúsa a sucumbir. Impulsado por pura voluntad y el amor a su esposa e hijo, ambos nativos americanos, emprende una odisea de 320 km. a través del vasto e indómito oeste en busca del hombre que lo traicionó: John Fitzgerald (Tom Hardy). Lo que comienza como una misión implacable de venganza se convierte en una saga heroica contra todo pronóstico por llegar a casa y lograr la redención. REVENANT: EL RENACIDO es dirigida, producida y coescrita por Alejandro G. Iñárritu.

Revenant: El Renacido | Clip: La Hermandad de los Cazadores

 

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

Con Revenant: El Renacido, el director ganador del Premio de la Academia® Alejandro G. Iñárritu lleva a la pantalla grande la leyenda de Hugh Glass; una aventura épica en el inexplorado viejo oeste americano del siglo XIX. El filme, que sumerge a las audiencias en la belleza, misterio y peligros incomparables de la vida en 1823, en los Estados Unidos, explora la evolución de un hombre en una misión por sobrevivir. Parte thriller, parte viaje por la naturaleza salvaje, Revenant: El Renacido explora el instinto primario no sólo por la vida misma, sino también por la dignidad, la justicia, la fe, la familia y el hogar.

Conocido por filmes tales como 21 Grams, Babel y la ganadora del Premio de la Academia® a Mejor Película Birdman, Revenant: El Renacido es la primera épica histórica de Iñárritu. Le aporta su distintiva mezcla de inmediatez visual e intimidad emocional a una historia que transporta a las audiencias a una época y lugar que rara vez se ha experimentado a través de una realización cinematográfica moderna y visceral.

La producción del filme, que se asentó en medio de la naturaleza, fue un reflejo de las condiciones rigurosas que Glass y compañía en realidad vivieron a lo largo del siglo XIX. Iñárritu y todo el reparto y equipo de producción estuvieron a la altura de todo a lo que se tuvieron que enfrentar, y darle la bienvenida a los retos de rodar en Canadá y Argentina, regiones conocidas por sus climas impredecibles y sus lugares inhóspitos, para poder entender a cabalidad la experiencia de los cazadores a principios del siglo XIX.

Iñárritu colaboró de manera estrecha con el actor ganador del Globo de Oro y nominado al Premio de la Academia® Leonardo DiCaprio, en un excepcional papel tan intenso desde un punto de vista físico como crudo desde un punto de vista emocional. Junto con el actor ganador del BAFTA Tom Hardy y los reconocidos actores Domhnall Gleeson y Will Poulter, Iñárritu guió a un reparto diverso de actores internacionales y nativos norteamericanos a un pasado jamás visto. Volvió a hacer mancuerna con el cinefotógrafo ganador del Premio de la Academia® Emmanuel “Chivo” Lubezki para llevar su característico estilo cinematográfico a exteriores, con una cámara que flota a través del paisaje —y en ocasiones se acerca tanto que el aliento de los mismísimos personajes está presente en la imagen. De igual manera, Iñárritu se asesoró de manera estrecha con consultores históricos para analizar de manera genuina las guerras territoriales de las tribus nativas, que más tarde se convertirían en material mítico.

La mitología de Glass comenzó en 1823 cuando era parte de los miles que se unieron al comercio de pieles; una fuerza nueva e impulsora de la economía de los EEUU. Fue una época en la que muchos vieron a la naturaleza como un vacío espiritual que necesitaba ser domado y conquistado por los hombres más duros. De tal forma, se lanzaron a lo desconocido, atiborrando ríos vírgenes, desapareciendo en bosques con una vegetación casi impenetrable, buscando no sólo emociones y aventuras sino también ganancias —con frecuencia bajo una competencia feroz con las tribus nativas, para quienes estas tierras llevaban mucho tiempo siendo su hogar.

Muchos de esos hombres murieron en el absoluto anonimato, pero Glass entró en los anales del folclor americano por simple y sencillamente rehusarse a morir. Su leyenda se desató después de haber enfrentado a uno de los peligros más temidos del oeste: un oso grizzli alterado. Para incluso los más probados colonizadores eso hubiera sido el fin. Pero no para Glass. En la historia de Iñárritu, un Glass malherido se aferra a la vida —después sufre una traición humana que lo impulsa a continuar a cualquier precio. A pesar de una pérdida tremenda, Glass logra salir de una muerte prematura —al abrirse paso a través de una serie de peligros desconocidos y culturas extrañas, en un viaje en el que no sólo busca ajustar cuentas, sino también encontrar la redención. Mientras Glass se mueve a través de la agitación del lejano oeste, termina por rechazar esa urgencia de destrucción que alguna vez le sirvió de motor. Se ha convertido en una “aparición” (revenant) —uno que ha regresado de entre los muertos.

Iñárritu comenta: “La historia de Glass plantea las preguntas: ¿Quiénes somos cuando se nos  despoja de todo? ¿De qué estamos hechos y qué somos capaces de hacer?”.

Leonardo DiCaprio añade: “Revenant: El Renacido es un viaje increíble a través de los elementos más inhóspitos de un Estados Unidos desconocido. Es acerca del poder del espíritu de un hombre. La historia de Hugh Glass es material de las leyendas que se cuentan en las fogatas de campamentos, pero Alejandro usa ese folclor para explorar lo que en verdad significa tener todo en tu contra, para ver qué es lo que puede soportar el espíritu humano y qué te sucede cuando logras sobrevivir”.

Para Iñárritu, Revenant: El Renacido es un giro de 180º con respecto al mundo interior de Birdman. Iñárritu, después de haberse enfocado en la neurosis de la actualidad, ahora cambió todos los componentes para hacer una historia a gran escala del pasado norteamericano, con sus tensiones perpetuas entre el salvajismo y la civilidad, la serenidad y la ambición.

“Durante cinco años este proyecto fue un sueño para mí”, comenta Iñárritu. “Es una historia intensa, emotiva, que tiene un fondo épico y hermoso, y que explora las vidas de los cazadores que crecieron de manera espiritual a pesar de haber sufrido mucho físicamente. Si bien gran parte de la historia de Glass es apócrifa, intentamos ser muy fieles a lo que estos hombres vivieron en estos territorios nada desarrollados. Vivimos condiciones físicas y técnicas difíciles con la intención de exprimirle toda emoción honesta a esta aventura increíble”.

Iñárritu estaba fascinado de cómo el peligro cruel nos reduce al mínimo y nos ofrece un vistazo de lo que nos sostiene; cómo puede hacer que descubramos cosas que quizás y hayan permanecido escondidas si esa puerta a la mortalidad nunca se hubiera abierto. El montañista Reinhold Messner una vez comentó acerca de enfrentar peligros en la naturaleza: “No estamos aprendiendo cuán grandes somos. Estamos aprendiendo cuán frágiles y débiles somos, y qué tanto miedo tenemos. Sólo puedes obtener esto cuando [estás expuesto] a un gran peligro”. La diseñadora de vestuario Jacqueline West concuerda con él, al señalar, “Glass es un personaje que se está poniendo en contacto con su propia mortalidad, y eso es algo muy poderoso”.

Ese enfrentamiento con la mortalidad también se entreteje con una historia de amor padre-hijo: aquella de un hombre que en su momento de pérdida se vuelve devoto a la vida como nunca lo ha sido.

“Revenant: El Renacido es una historia de supervivencia severa, pero también de esperanza edificante”, comenta Iñárritu. “Para mí, la parte importante era transmitir esta aventura con un sentido de asombro y descubrimiento, como una exploración tanto de la naturaleza como de la naturaleza humana”.

El productor Steve Golin acota: “Alejandro siempre le aporta veracidad a cualquier cosa que hace. Su trabajo siempre cuenta con cierta crudeza, pero también con un elemento espiritual —y en Revenant: El Renacido eso da lugar a una mezcla potente que nunca antes hemos visto de esta manera”.

20th Century Fox y New Regency presentan Revenant: El Renacido, protagonizada por Leonardo DiCaprio, Tom Hardy, Domhnall Gleeson, Will Poulter, Forrest Goodluck, Paul Anderson, Kristoffer Joner, Joshua Burge y Duane Howard. El filme es dirigido por Alejandro G. Iñárritu y el guión está escrito por Mark L. Smith e Iñárritu, basado en parte en la novela de Michael Punke. Los productores son Iñárritu, Arnon Milchan (12 Years A Slave, Gone Girl), Steve Golin (Babel, True Detective), Mary Parent (Godzilla, Noah), Keith Redmon y James Skotchdopole (Birdman, Django Unchained); los productores ejecutivos son James Packer (The Lego Movie), Jennifer Davisson (The Ides of March), David Kanter (Rendition) y Brett Ratner (X-Men: Last Stand). El equipo de realizadores incluye al director de fotografía ganador en dos ocasiones del Premio de la Academia® Emmanuel “Chivo” Lubezki, ASC/AMC (Gravity, Birdman); al diseñador de producción Jack Fisk (There Will Be Blood); al editor Stephen Mirrione, A.C.E. (The Hunger Games); al supervisor de efectos visuales Rich McBride (Gravity); y a la diseñadora de vestuario Jacqueline West (The Curious Case Of Benjamin Button).

 

LA LEYENDA DE HUGH GLASS  

Durante dos siglos, la historia de Hugh Glass se ha mantenido vigente al ser uno de los cuentos más sorprendentes de un hombre que va más allá de los límites esperados del cuerpo, la mente y el alma. Nacido en Filadelfia en 1773, se sabe poco acerca de los primeros años de vida de Glass, pero se cree que pasó años en el mar como pirata. Viajó al oeste en sus treinta, y en 1823 se apuntó en la expedición del capitán Andrew Henry para explorar el río Missouri. Fue cuando la expedición se encontraba cerca de lo que hoy es Lemmon, Dakota del Sur, cuando Glass fue atacado por un oso grizzli y abandonado por los hombres asignados a quedarse con él, quienes pensaron, de manera incorrecta, que al poco tiempo moriría.

El mismo Glass no dejó ningún documento, salvo una sola carta escrita a los padres de un acompañante que fue asesinado por los indios Arikara. Cuando se apareció vivo, reporteros de aquella época difundieron su historia a lo largo de la nación. Desde entonces, se han escrito biografías y novelas —pero en el 2002, el autor Michael Punke publicó uno de los recuentos más investigados en The Revenant: A Novel of Revenge. Curiosamente, Punke tiene una carrera distinta como representante de comercio de los EEUU, pero también tenía una fascinación de vida con los montañistas, que lo llevó a examinar cada fuente para ofrecer la representación más parecida a la verdad que hasta ahora se haya hecho de Glass.

El libro fue elogiado por Publisher’s Weekly al considerarlo “una historia fascinante de heroísmo y retribución obsesiva”, y se convirtió en una de las obras favoritas de los lectores que les gustan las aventuras intensas. Tres de esos lectores incluyeron a Steve Golin, Keith Redmon y David Kanter, productores de Anonymous Content.

“Siempre me han gustado las películas de supervivencia en la naturaleza, y todos pensamos que esta podía ser una aventura increíble y original”, recuerda Golin. “Para David, Keith y yo, ha sido un camino largo, pero todos estamos muy emocionados de que se haya dado de la forma en la que se dio, con el extraordinario grupo con el que se dio. No fue fácil, pero fue un sueño vuelto realidad en cuanto a la creatividad que generó la historia”.

Anonymous Content contrató a Mark L. Smith para escribir el guión. Smith vio la historia como una oportunidad de darle al público una experiencia que apenas y podríamos imaginar en nuestras vidas tecnológicas del siglo XXI.

“En aquella época de los 1820’s, cuando eras abandonado en la naturaleza, eras abandonado en la naturaleza. No podías sacar un iPhone de tu bolsillo”, indica Smith. “Glass es arrojado a experiencias casi inimaginables: desde caer por cataratas a pelear con lobos encima de un búfalo. Su historia es una aventura, pero también es un viaje espléndido y emotivo, por lo que sentí que podía ser un espectáculo visual sorprendente”.

Esa ilusión se volvió realidad cuando Iñárritu se sumó al proyecto, esperanzado en llevar a las audiencias de manera directa a un mundo que desde hace mucho tiempo ha sido fascinante y atractivo —pero que seguía siendo inaccesible. “Esta historia es muy diferente para Alejandro, y al principio quedé impactado cuando mostró interés por ella”, admite Smith. “Pero una vez que comenzó a trabajar en el guión, todo cobró vida. Fue muy dedicado y creativo. Fue una colaboración magnífica”.

New Regency estaba fascinado de trabajar con Iñárritu. El director general y presidente Brad Weston: “Estábamos comprometidos a cabalidad con la visión de Alejandro —entendimos la envergadura y escala de ella, y la necesidad de la flexibilidad, por lo que la vimos como la oportunidad de regresar a las raíces de nuestra compañía; como una empresa con un enfoque en el realizador. Lo vimos como un proyecto muy creativo, pero también como una historia con un atractivo comercial amplio”.

Iñárritu le aportó giros ficticios a las ya de por sí historias apócrifas de Glass, sin dejar de profundizar cada vez más para explorar los temas que resonaban por debajo de la superficie. “Estaba interesado en explorar no sólo los caminos físicos de Glass y Fitzgerald, sino también sus psicologías, sus sueños, sus miedos y sus pérdidas”, explica el director. “La línea narrativa era una gran base, como en la música, pero lo que sucede en sus mentes y en sus corazones son los solos, las trompetas y el piano”.

Para DiCaprio, el sello de Iñárritu en el guión fue inconfundible. “Cuando Alejandro pasó a formar parte del proyecto, se convirtió en un prospecto emocionante para mí porque es un realizador único”, comenta el actor. “Sabía que le podía dar a las audiencias esa experiencia absolutamente envolvente. Por un lado, es una historia primaria de supervivencia existencial, pero Alejandro le aporta tantos matices distintos, que se convierte en algo más”.

Dado que sólo se conocen los hechos históricos básicos, la historia requería de imaginación, pero dos palabras enfatizaban la propuesta de Iñárritu y Smith: autenticidad cultural. “Investigamos todo, desde cómo los cazadores le hablaban a su herramienta. Queríamos llevar a las audiencias a este mundo de una manera íntegra”, comenta Smith.

Iñárritu se tomó a pecho la responsabilidad de recrear un mundo perdido. Durante el primer día de rodaje, reunió a la producción en los bancos del río Bow en Alberta —donde el reparto pronto se metería a las aguas gélidas para una escena llena de acción. A cada uno se le dio una rosa roja. Craig Falcon, asesor cultural de Blackfoot, encabezó una ceremonia con la ayuda de ancianos de la tribu local Stoney para bendecir el filme, las criaturas y la tierra. Después de la bendición, Iñárritu les pidió a las 300 personas que se tomaran de las manos en silencio. Entonces, al unísono, caminaron al río, donde esparcieron los pétalos de rosa.

 

LEONARDO DiCAPRIO como HUGH GLASS

Leonardo DiCaprio ha interpretado a una gama caleidoscópica de personajes —desde Howard Hughes a Jay Gatsby, hasta el derrochador Jordan Belfort en Wolf of Wall Street—, pero el papel de Hugh Glass fue un reto totalmente nuevo, que llevó al actor a los límites que muy pocos en nuestro mundo moderno han experimentado. Desde un punto de vista físico, es el papel más intenso para DiCaprio, y al mismo tiempo, una actuación casi sin diálogos y cruda.

“Para mí existen temas poderosos en el filme: la voluntad por vivir y nuestra relación con la naturaleza salvaje”, explica DiCaprio de su atracción inmediata con la historia. “También he interpretado antes a muchos personajes que eran muy articulados de diferentes maneras y tenían mucho que decir, así que este fue un reto singular para mí. Era acerca de transmitir cosas sin palabras o en un idioma distinto. Mucho de ello fue acerca de adaptarte en el momento, acerca de reaccionar ante lo que la naturaleza nos estaba dando, y a lo que Glass estaba experimentando mientras rodábamos. Era acerca de explorar los elementos más internos del instinto de supervivencia”.

DiCaprio también estaba cautivado con la intención de Iñárritu de llevar a la pantalla la historia de Glass con realismo, para sumergir a las audiencias a lo que era la vida en las tierras primitivas del oeste, mucho antes de los vaqueros y forajidos. “Nunca antes había visto esta época de la historia norteamericana representada en cine, así que eso me interesó”, comenta. “Estos fueron una época y lugar únicos en la historia del oeste americano, porque era mucho más salvaje de lo que pensamos cuando se nos viene a la mente el ‘salvaje, salvaje oeste’. Era como el Amazonas, una naturaleza salvaje completamente desconocida, una tierra de nadie donde muy pocas leyes aplicaban. Estos cazadores que llegaron de Europa y la costa este tenían que aprender a llevar una vida en medio del clima —sobrevivir como cualquier otro animal lo tiene que hacer en la naturaleza”.

Iñárritu estaba orgulloso cuando vio a DiCaprio listo para explorar los límites, justo como lo había hecho Glass. “Leo es extraordinario en todo detalle, en cada aspecto del comportamiento y observación humanas. Es un natural en matices y movimientos rítmicos, y en todo lo que hace que sientas a un personaje totalmente vivo. Es muy colaborador e inteligente, siempre cuestionándose qué podría hacer una escena más poderosa. Y aportó su profundo vínculo personal con la naturaleza. Lo que proyectó en pantalla no sólo fue conmovedor, sino sorprendente”.

El director hace hincapié en que DiCaprio, en su actuación, se enfrentó a pruebas a las que ningún otro actor se pudo haber preparado a cabalidad. “Leo estaba trabajando bajo condiciones muy difíciles, con un maquillaje extremo, yendo a los lugares más incómodos y oscuros desde un punto de vista emocional. Pero sin importar qué es lo que está viviendo, algo cobra vida de inmediato cuando Leo está frente a la cámara. Hay un poder increíble”, indica Iñárritu. “La forma en la que rodamos requería de una cantidad enorme de él en cuanto a ritmo, tiempo, ímpetu y silencio, pero Leo hace que todo funcione porque está muy presente en el momento”.

Por su parte, DiCaprio dice que depósito toda su confianza en Iñárritu. “Lo que me gusta mucho acerca de la propuesta de Alejandro es que es un realizador de la vieja escuela, que cree en el arte de crear algo en la pantalla —es también una especie de fuereño, a pesar de que trabaja adentro de la industria. La entiende como está ahora, pero también ha estado influido por toda una vida de estudiar la historia del cine y esto le ha permitido desarrollar su propio estilo riguroso, que ahora es sinónimo de su nombre. Hay muy pocos cineastas allá afuera que pueden escapar del molde de Hollywood y, aún así, lograr hacer un filme como éste en una escala tan épica”.

El ataque de oso que amenaza con terminar la vida de Glass, puso de inmediato a DiCaprio en una lucha mano a mano con uno de los depredadores más hábiles de la naturaleza. “El ataque de oso fue muy difícil y arduo de hacer”, recuerda DiCaprio, “pero es muy conmovedor. En el filme, Alejandro te pone ahí casi como una mosca que está volando alrededor del ataque, para que sientas el aliento de Glass y el aliento del oso. Lo que consiguió va más allá de cualquier cosa que haya visto. Glass tiene que encontrar una manera de lidiar con este gran animal que está encima de él. Está al borde de la muerte —y estás metido de lleno en este momento con él”.

Iñárritu y DiCaprio tuvieron conversaciones intensas acerca de Glass, que profundizaron lo que pasó a ser una actuación cinética continua. Indica que la esposa e hijo Pawnee ficticios de Glass lo diferencian entre los cazadores. “Glass es alguien que ya se ha sumergido en la naturaleza y como que ya ha dejado atrás el mundo más material de los cazadores”, señala. “Como padre, se ha enfrentado a un conjunto único de retos en este ambiente, y eso es un trasfondo constante en su personaje. Existe una sensación de que él y Hawk ya están aislados y solos, así que su vínculo padre-hijo es una fuerza muy poderosa que lo impulsa a todo lo largo”.

DiCaprio hizo gran parte de sus acrobacias: fue enterrado en la nieve, estuvo desnudo bajo una temperatura de -5° C y saltó a un río de agua helada; cada momento lo puso más en contacto con la voluntad de Glass. Pero mientras se abre paso, Glass no sólo lo aguanta —también cambia de manera profunda, algo que DiCaprio revela en un rango multi-tonal de detalles sutiles que se combinan con el emocionante desenlace del filme.

“A lo largo de la película, está la pregunta para ver si algún tipo de venganza es la cosa que saciara la sed de Glass a final de cuentas. Pero la necesidad de continuar se convierte en algo más para él…se convierte en una especie de esfuerzo espiritual”, concluye.

Revenant: El Renacido | Clip “Ser fiel a la historia

Hedonia Magazine

Hedonia Magazine es una revista electrónica, que como web nace el 13 de noviembre de 2015

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebook